En los últimos 25 años hemos presenciado innumerables acontecimientos que, de una u otra forma, quedarán para siempre en la memoria colectiva. Algunas de esas transformaciones, visibles también en nuestra compañía, han sido documentadas, a veces con carácter visionario, a través de las páginas de El Mundo de MAPFRE.

TEXTO JAVIER ORTEGA | ILUSTRACIÓN THINKSTOCK

Cuando esta revista iniciaba su andadura, allá por 1993, muchas de las que hoy son ya realidades superadas ni siquiera existían. En paralelo al nacimiento de nuestra publicación corporativa, afrontábamos con ilusión los comienzos de la última década del siglo XX, en la que la aceleración de las transformaciones tecnológicas impactó decididamente en la manera de comunicarnos y hacer negocios. Número tras número, a través de sus personas y proyectos, la compañía ha sido siempre la protagonista principal de estas páginas, pero también desde aquí hemos reflejado la realidad cambiante y dado cuenta de algunos acontecimientos históricos. Muchos otros no llegaron a tener cabida, pero quedaron en nuestra memoria colectiva y, en algunos casos, influyeron también en lo que hoy somos.
La de los 90 se recordará, entre otras cosas, por ser la década que trajo el fin del apartheid y la Guerra Fría, Dolly, el primer animal clonado o el boom económico de las empresas puntocoms (y su posterior crisis). 1992, el año anterior a nuestro lanzamiento, fue muy especial para España por la magnitud de acontecimientos como las Olimpiadas de Barcelona, la Exposición Universal de Sevilla, la Capitalidad Europea de la Cultura en Madrid o los 500 años de historia común entre América y Europa. Por sus orígenes y su vocación de formar parte del desarrollo de las sociedades en las que opera, MAPFRE estuvo muy vinculada a estas celebraciones. Hoy en día todavía hay símbolos que nos lo recuerdan, como la Torre MAPFRE en la villa Olímpica (uno de los rascacielos más altos de España) o el puente de la Barqueta en la capital andaluza, que contó con nuestro patrocinio. Además de gestionar las pólizas de seguros de todos los trabajadores y pabellones de la Expo, MAPFRE tuvo su propio día en el calendario de celebraciones. Las primeras páginas de El Mundo de MAPFRE dieron cuenta de aquella jornada especial a la que asistieron numerosos invitados.

Por entonces, Europa proseguía su proceso de construcción, siempre inconcluso, con hitos como la entrada en vigor del Tratado de Maastrich en 1993 (uno de los documentos fundacionales de la actual Unión) o la llegada del permiso de conducir europeo, del que se informaba en el nº 2 de nuestra revista, en abril de aquel mismo año. En ese mismo número también se le dedicaban páginas al Año Jacobeo, con el que se revitalizó decididamente el Camino de Santiago, volviéndolo a convertir en foco de interés para peregrinos de todo el mundo. El lanzamiento al espacio el cohete Ariane IV (que transportaba el satélite español de comunicaciones Hispasat 1B) o la retirada de las canchas de Michael Jordan fueron también noticia por aquellas fechas.
En el apartado de despedidas, en los 90 dijimos adiós a figuras que han alcanzado la categoría de icono, como el cantante de rock Freddie Mercury en 1991, el campeón mundial de Fórmula 1 Ayrton Senna en 1994, la princesa Diana de Gales y la madre Teresa de Calcuta en 1997 o el cineasta Stanley Kubrick en 1999.
FIN DE SIGLO CONECTADOS
Aunque se llevaba tiempo experimentando, a mediados de los 90 un nuevo recurso tecnológico llegó a nuestra vida para quedarse. En el reportaje “Internet, en las redes de la Red”, publicado en el número 16 de El Mundo de MAPFRE (octubre de 1996) se desgranaban sus principales virtudes y se predecía el fin del correo tradicional y el teléfono fijo en 10 años. La pieza incluía información útil, como un listado de nueve lugares donde encontrar internet público en todo el mundo o el cálculo de cuánto costaría contratarlo en casa. Aparecían por primera vez conceptos como intranet, definida en nuestras páginas como “una tecnología vinculada a Internet a través de la que se puede difundir internamente información de la empresa”. Justo por esas fechas se habló también con fuerza del temido “efecto 2000” que vaticinaba el caos en las industrias al no saber si los sistemas operativos reconocerían ese año o volverían al 1900 y que, al final, quedó en nada.
En el apartado medioambiental, aunque en los últimos años se han incrementado exponencialmente las noticias sobre el tema, ya en 1998 sentenciábamos desde nuestra publicación que “El cambio climático no es ciencia ficción” (nº 21, enero de 1998), algo que lamentablemente se ha confirmado con creces. En el terreno económico, al final de la década se definió el uso de un solo tipo de moneda para 11 países europeos y, aunque no entraría en circulación hasta 2002, en 1999 nacía el euro. A él nos acercábamos en nuestro nº 27 de junio de ese año.
 

 
RETOS Y DESAFÍOS DEL NUEVO SIGLO
Pero si hubo un acontecimiento que supuso un antes y un después en la historia reciente de la humanidad fue, sin duda, el 11-S. Los trágicos atentados terroristas de aquel septiembre en Estados Unidos configuraron un nuevo escenario en el mundo globalizado, con cambios en la economía, las relaciones internacionales, la seguridad y también, por supuesto, en la esfera del seguro. Así quedaba reflejado en un amplio reportaje sobre este tema que publicábamos el cuarto trimestre de aquel año, en el nº 35.
Entre tantos otros hitos, la primera década del siglo XXI ha sido además de la de Guerra de Irak, el auge de China como potencia mundial, la secuenciación del genoma humano o la llegada a la Casa Blanca de Barack Obama, el primer presidente afroamericano de los Estados Unidos. En el terreno social, nos hemos metido de lleno en nuevas formas de consumo a través de la red: compramos de forma diferente, escuchamos música de forma diferente, vemos la televisión de forma diferente y nos relacionamos y comunicamos asimismo de forma diferente gracias a las redes sociales, por las que también hemos apostado como empresa. Por delante se nos presentan un montón de retos y desafíos (económicos, demográficos, ecológicos…) que tendremos que abordar buscando el equilibrio entre nuestras necesidades y las del planeta y encontrando en la tecnología una buena aliada. Cuando en 2010, en el Nº 69 de El Mundo de MAPFRE, titulábamos “Llega la digitalización” y empezábamos a hablar en nuestras páginas de conceptos como “medicina virtual”, probablemente no intuíamos la magnitud que llegarían a tener proyectos como el actual de Salud Digital o el protagonismo de los nuevos canales en el negocio.
Esta revista cumple 25 años con todos los ámbitos de la sociedad inmersos en un proceso de transformación que nos conducirá a un futuro que aunque incierto, imaginamos mejor. Un futuro que esperamos seguir contando en los próximos 25.
 
 
 
 

Share This