TEXTO JOAQUÍN HERNÁNDEZ | FOTOGRAFÍA MAPFRE

 

MAPFRE acaba de poner en el mercado una plataforma digital de servicios de salud, que permite a cualquier persona –asegurada o no– tomar el control de su salud.

 

El mundo está cambiado. La tecnología cada vez tiene más presencia en la vida de cualquier persona y eso se ve todos los días en cualquier lugar y en cualquier actividad. La salud no es algo ajeno. La revolución también ha llegado a este aspecto. Cuidarse ya no significa tratarse cuando uno está enfermo. El concepto salud empieza a tener otro significado. La nueva forma de entender la salud tiene que ver con la vitalidad y los buenos hábitos, pero también con la disponibilidad y facilidad de uso de un servicio médico. Estar sano es sentirse bien con uno mismo y el entorno. Hoy, la gente quiere tener acceso a los servicios de salud de forma inmediata, sin horarios y esté donde esté. Se trata de tener en todo momento el control de la salud. En este nuevo contexto, nace en España Savia, la plataforma digital de servicios de salud que MAPFRE acaba de lanzar al mercado.

Una vez dado de alta en la plataforma, cualquier persona puede empezar a utilizar los servicios de salud que están disponibles en Savia y que poco a poco se irán incrementando y evolucionando, en función de lo que los clientes vayan demandando y sugiriendo.

Utilizarla es muy fácil e intuitivo. Una vez dentro de la plataforma, se puede solicitar, por ejemplo, una videollamada. Solo es necesario decir para quién se desea y el motivo de la consulta para buscar el especialista que mejor se adapta a esa necesidad concreta. Luego ya solo hay que fijar la fecha y la hora. Así de sencillo. Si lo que se prefiere es un chat con un médico para que de forma inmediata resuelva una duda que se tiene, también puede utilizarse.

Pero esto no es todo lo que ofrece Savia. Hay muchas más posibilidades. Se puede acceder a más de 40 especialidades médicas –que se irán incrementando con el tiempo-, reservar pruebas médicas, tratamientos y cirugías, por ejemplo. Cada persona utilizará Savia cuando lo necesite. La persona toma el control de su salud y la prevención juega también un papel importante y por ello, en Savia también se puede encontrar un entrenador personal o un nutricionista.

Savia nace para acompañar a cualquier persona que decida utilizarlo para controlar su salud. “Estamos creando la mayor plataforma digital de salud de España. Clientes y no clientes pueden controlar la salud desde la palma de su mano, y acceder a un completo catálogo de servicios prestados con el nivel de excelencia habitual de MAPFRE”, señaló José Manuel Inchausti, CEO del Área Territorial Iberia de MAPFRE durante la presentación de Savia.

Cualquier persona dada de alta en Savia podrá incorporar a sus hijos menores a la plataforma. También podrá regalar servicios médicos a otras personas, a un familiar, a un amigo, a alguien con quien comparte piso…Todo ello con un control riguroso de la privacidad. La privacidad de cada acto médico está garantizada siempre.

Además, se ha incorporado un “evaluador de síntomas”, que permite a través de una serie de preguntas emitir una posible evaluación sobre la patología que el usuario presenta. Es un uso más de la inteligencia artificial, aunque este servicio —que puede ser uno de los más novedosos— no sustituye al diagnóstico de un profesional médico sino que sirve como orientación para el usuario.

Con Savia la persona paga por lo que usa. Es el concepto de servicios de salud en modelo de pago por uso. Y esto, ¿cómo se articula? Muy fácil. Existen diferentes modalidades de pago por uso o suscripción.

Utilizando un símil, es como Spotify. Una plataforma con servicios gratuitos y otros de pago. Se puede pagar por servicio contratado o suscribir un plan. Por solo 10 euros mensuales, se puede suscribir un plan que incluye 2 vídeoconsultas y chat médico ilimitado… pero si durante ese tiempo no se utiliza, Savia avisa al usuario con anticipación para preguntarle si quiere ampliar el plazo o si quiere regalarle esa vídeoconsulta a alguien.

Cualquier plan es activable y desactivable de manera fácil, inmediata y sin penalizaciones de permanencia o cancelación. Cada usuario decide qué quiere usar, durante cuánto tiempo y cuánto paga, siempre de la forma más flexible. Esto es transparencia. Y transparencia es otro de los pilares sobre los que se ha creado Savia. Este es el primer plan que se ha lanzado pero en el futuro habrá más.

¿Cómo serán? La experiencia del usuario será la que indique qué tipo de planes quiere y también qué hay que cambiar en esta plataforma, qué hay que ampliar, qué hay que mejorar, qué hay que potenciar. ¿Por qué? Porque, precisamente, el usuario ha sido quien ha ido testando esta plataforma desde que se empezó a construir. Toda ella se ha cocreado con los clientes. Son ellos los que han ido indicando qué les gustaba, qué funcionaba, etc. Savia se ha hecho con la filosofía test&learn. Esto significa probar, equivocarse, volver a probar, acertar, desarrollar, volver a testar, avanzar. Han sido los más de 10.000 usuarios que han probado los 5 proyectos diferentes que han estado en el mercado —con otros nombres— antes de lanzar Savia los que han dicho qué querían, los que han ido orientando a la empresa sobre qué era lo que les gustaba. Cocreación con el usuario es otro de los principios que sustenta Savia. “Estamos ante un nuevo modelo de relación en la sociedad. Los ciudadanos avanzan hacia un mundo digital y conectado en el que quieren ser protagonistas.

Savia es esa solución, permite que cada persona tenga el control de su salud y la gestione de una manera digital, inmediata y flexible”, indicó Pedro Díaz Yuste, director de Savia, en el acto en el que se presentó esta nueva compañía. En Savia existe un área privada, en la que el usuario puede almacenar todo su historial clínico previo, así como toda la actividad que registre en esta plataforma digital, de modo que él pueda compartir esa información con el médico que él quiera y cuando él quiera. Nadie, salvo el propio usuario, podrá acceder a todos esos datos, que se almacenan en la nube.

Savia es un concepto nuevo. No es un seguro, no es una aplicación en el móvil. Es algo más. Es una plataforma digital de servicios de salud, poniendo la tecnología al servicio de las personas y en constante evolución. Es una plataforma que se irá adaptando a lo que el usuario vaya sugiriendo en base a su experiencia. La experiencia del cliente es otra palanca sobre la que se sustenta Savia. Y es tan importante que Savia evolucionará según lo vaya demandando el usuario.

Personalizar la experiencia del cliente es fundamental para poder ofrecer aquello que realmente cada usuario necesita y es, por eso, por lo que los datos y, sobre todo, la interpretación de los mismos, adquiere una gran importancia, porque el big data es la “savia” que alimenta este proyecto. Para aquellas personas que no tienen un seguro de salud, Savia, que aspira a conseguir medio millón de usuarios en un plazo de 4 años, acerca los servicios de salud privados a cualquier usuario; y para aquel que tiene un seguro de salud, ofrece servicios adicionales que en algún momento el cliente puede necesitar, si no lo tiene en su seguro. Savia es un complemento al seguro de salud. No es un sustituto. Es tener en la palma de la mano los servicios de salud en remoto. ¿Por qué? Porque cualquier persona, con un dispositivo puede acceder desde cualquier lugar, las 24 horas del día y los 7 días de la semana a los servicios de Savia.

Con este proyecto, MAPFRE se coloca a la vanguardia para liderar el nuevo concepto de la salud 4.0 lanzando al mercado esta aplicación digital de servicios de salud y potenciando su oferta de seguros de salud, con nuevos productos y coberturas innovadoras.

Savia se enmarca en la apuesta de MAPFRE por la innovación y la transformación. La salud está transformándose radicalmente y eso significa que el usuario, igual que ha hecho en otros ámbitos de su vida, ha tomado el control también de la salud. Y MAPFRE está ahí, apostando por acompañar al usuario en cualquier interacción relacionada con su salud y para ello pone en el mercado Savia y al cliente en el centro de todos los procesos, permitiendo que sea él quien decida qué quiere usar, cuándo lo quiere usar y pagando solo por lo que usa. Y los empleados de MAPFRE serán los primeros beneficiados, ya que cuentan con un descuento del 20% en los servicios médicos de pago por uso, a través del código de descuento MAPFRE20.

Savia es el reflejo de una iniciativa estratégica corporativa, que ve la luz ahora en España, pero que es un modelo que podría ser exportable a cualquier otro país. Porque cuidar de la salud es algo universal y no tiene fronteras. Este es un servicio totalmente novedoso, ya que por primera vez en una única plataforma se aglutinan de forma integral todos los aspectos relacionados con la salud para dar al usuario lo que necesita en cada momento, permitiéndole que sea él quien decida todo.

Para desarrollar este proyecto, Savia ha incorporado no solo a grandes grupos hospitalarios, con los que ha llegado a acuerdos que le permitirá ofrecer a los usuarios el más completo y mejor equipo de especialistas, sino también con startups del ecosistema de salud digital. En Savia se une la experiencia de los profesionales sanitarios y la vanguardia e innovación de las startups. Y MAPFRE los junta. Savia está disponible en Google Play y Apple Store, para dispositivos Android e iOS y en www.savia.com

 

Share This