TEXTO NURIA DEL OLMO| FOTOGRAFÍA MAPFRE, ISTOCK

MAPFRE ha presentado recientemente su Plan de Sostenibilidad 2022-2024 para hacer frente a los retos sociales y medioambientales globales. Lo aborda con compromisos exigentes y rotundos en materia social y ambiental, con servicios y productos alineados con ellos y con un gobierno corporativo que nos permita continuar avanzando responsablemente.

Estamos convencidos de que el cambio es posible y queremos formar parte del mismo. Cada uno de nosotros, haciendo #LaParteQueNosToca, podemos construir una sociedad más justa, diversa, inclusiva, que garantice a todos la igualdad de oportunidades. Así es cómo vamos a ser parte de la transformación.

Ante desafíos globales, la respuesta sólo puede ser colectiva. MAPFRE cree que cada pequeña parte suma para provocar un cambio, y por eso quiere formar parte del mismo, con un nuevo plan de sostenibilidad, una estrategia completamente integrada en el negocio que le permita avanzar más rápido en sus compromisos ambientales, sociales y de gobierno corporativo.

Se trata de un plan tremendamente ambicioso, que incluye más de 20 objetivos para, entre otros compromisos, alcanzar la neutralidad en carbono en 2030, reforzar su transparencia y elevar el cumplimiento de los Objetivos para el Desarrollo de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

La S de social

Todas las dimensiones son relevantes, pero para MAPFRE, que es una empresa que cuida de personas, la S de Social es la que concentra la mayor parte de esta estrategia, que aspira a seguir avanzando hacia una sociedad más diversa e inclusiva, cerrar las brechas de desigualdad, ofrecer empleo de calidad e impulsar el conocimiento financiero y, con ello, un mejor acceso a la protección del seguro.

Con esta visión, MAPFRE ha desarrollado acciones concretas para incrementar la empleabilidad, tanto de sus empleados, como de los jóvenes; seguir incorporando personas con discapacidad (hasta lograr el 3,5 % en la plantilla en 2024); y preparar al talento sénior en su transición hacia la jubilación. También cuenta con un proyecto específico para fomentar la educación financiera, clave para que la sociedad pueda tomar mejores decisiones económicas en el futuro; así como para desarrollar mayor número de productos y servicios que ayuden a mejorar la calidad de vida de los mayores de 55 años; y fomentar los microseguros, un producto asegurador para que las personas más vulnerables y con menos recursos estén mejor protegidas.

Entre los compromisos sociales más relevantes destacan: eliminar la brecha de género en 2024, con un objetivo concreto dirigido a reducir la brecha salarial ajustada de género para esa fecha (con una tolerancia de +/- 1 %, compatible con una empresa de su dimensión); y lograr que el 100% de los proveedores de la red preferente de hogar, autos y salud y colaboradores de compras estén homologados con criterios ESG para 2024 en los principales mercados.

“Si trabajamos juntos por un mundo más inclusivo, más solidario y más justo tendremos mucho más fácil el camino hacia una sociedad más sostenible y equilibrada”
Antonio Huertas, presidente de MAPFRE

El plan de sostenibilidad pone el foco en la S de social con el objetivo de promover una sociedad más diversa e inclusiva y cerrar las brechas de desigualdad.

Medio ambiente: proteger nuestro planeta

No hay duda de que el impacto del cambio climático y sus riesgos asociados nos sitúa ante una emergencia global. MAPFRE aspira a ser neutra en emisiones de carbono en 2024 en sus principales mercados y en 2030 en todos los países donde está presente. También quiere convertirse en una referencia en economía circular. Para alcanzar estas dos grandes metas está desarrollando acciones clave en materia medioambiental, con las que aspira a gestionar y reducir las emisiones de CO2eq y reducir los efectos del cambio climático.

Gracias al Plan Corporativo de Huella Ambiental 2021-2030, que incorpora novedades decisivas, la compañía va a reducir aún más su consumo de energía, agua y papel; va a seguir fomentando el trabajo en movilidad y va a continuar adquiriendo energía que procede de fuentes 100 % renovables e instalando más placas fotovoltaicas para autoconsumo. Está promoviendo, además, la movilidad sostenible, con puestos gratuitos de recarga eléctrica, rutas de autobuses para empleados, la renovación de la flota eco y la reducción de los viajes de negocio (avión y coche).

Avanzar hacia un modelo de economía circular también está entre sus prioridades. En este sentido MAPFRE va a reciclar y reutilizar las baterías de los vehículos eléctricos en caso de siniestro total a través del proyecto Second Life, así como incrementar el número de las pólizas Gama Cambio, incluyendo el tratamiento de baterías para este tipo de vehículos. También intensificará el reciclaje con proyectos como Residuo Cero, que extenderá a más oficinas y países, y que será clave para contribuir a conservar los recursos naturales y reducir la contaminación y la huella de carbono.

El plan de sostenibilidad pone el foco en la S de social con el objetivo de promover una sociedad más diversa e inclusiva y cerrar las brechas de desigualdad.

Negocio: liderar el cambio con los clientes

“El nuevo plan de sostenibilidad nos va a acompañar en la estrategia, nos va orientar en el desarrollo del negocio y en la gestión responsable de nuestros activos e inversiones y nos va a permitir producir efectos transformadores muy positivos en las tres palancas de la gestión ESG, y hacerlo, además, de manera integrada en el negocio”. Así lo indicó Antonio Huertas, presidente de MAPFRE, durante la pasada Junta General de Accionistas, donde subrayó la importancia de llevar a cabo tres grandes compromisos.

“Crear productos y servicios cada vez más sostenibles, alineados con una sociedad más exigente y concienciada; impulsar inversiones que, además de la rentabilidad financiera, también generen un dividendo social; y ayudar a nuestros clientes a transitar de una manera progresiva hacia actividades menos contaminantes, un aspecto clave que nos ha hecho endurecer nuestras políticas de suscripción”.

En materia de inversión el Grupo también se ha comprometido a que el 90 % de la cartera de inversión sea calificada con criterios ESG en 2024, así como ampliar la cartera de productos de ahorro e inversión con criterios sociales, ambientales y de buen gobierno.

El compromiso más importante con el que la compañía quiere contribuir desde la suscripción al desarrollo sostenible es que MAPFRE no invertirá ni asegurará empresas de carbón, gas y petróleo que no estén comprometidas con un plan de transición energética que permita mantener el calentamiento global en torno a 1,5ºC, principal requisito para poder cumplir con los compromisos del Acuerdo de París.

Contribuir a reducir la huella de carbono también está entre los retos de la nueva estrategia de sostenibilidad, con acciones como promover la movilidad sostenible y reducir el consumo de energía y papel en la oficina.

Más trasparencia y Agenda 2030

MAPFRE está plenamente comprometida con la Agenda 2030, clave para transformar el presente y asegurar un mundo más justo, más igualitario y más seguro para todos. El nuevo plan ha permitido revisar e incrementar sus exigencias en transparencia y ODS, en base a lo que los demás esperan de la compañía, y lo que ellos mismos creen que son capaces de hacer para contribuir con todo su potencial.

En un momento de emergencia como en el que nos encontramos, los retos climáticos y sociales nos desafían a colaborar de manera transversal para poder encontrar conjuntamente soluciones de valor. Por eso queremos impulsar el diálogo, desde dentro y hacia fuera, con todos aquellos que, como nosotros, quieren formar parte de este cambio.

¿Y cómo lo vamos a hacer? Internamente, MAPFRE va a fortalecer su marco ético, incluyendo objetivos ESG en la remuneración de cerca de 250 directivos de la compañía, así como midiendo el impacto que tienen algunos de sus proyectos en gestión de personas en los ODS. Hacia fuera, va a evaluar si su desempeño consolida la percepción de MAPFRE como empresa sostenible entre sus principales grupos de interés.

La aseguradora sabe que, ante la oportunidad que tiene, solo con una estructura de gobierno ética e inclusiva, todos podemos sumar a la transformación. Por eso quiere escuchar y dar voz a todos sus aliados, para poder integrarlos en su propio proyecto. De esta manera se podrá materializar, desde #LaParteQueNosToca, un cambio que responda y satisfaga a todos aquellos que ayudan a hacer posible el propósito que mueve a MAPFRE a la acción.

Tú puedes ser el protagonista del cambio

MAPFRE ha presentado su nuevo video de sostenibilidad, su tarjeta de presentación para explicar, en menos de dos minutos, qué es para el Grupo la sostenibilidad y con qué proyectos concretos está sumando a un mundo más justo, ético, seguro, diverso, inclusivo y próspero.

El video, editado en los tres idiomas corporativos introduce mensajes directos como «Tú puedes ser el protagonista del cambio. Cada pequeño gesto, cada esfuerzo cuenta», clave para reforzar la idea de que «es responsabilidad de todos elegir el propósito de construir un nuevo futuro sostenible».

El video introduce cada una de las dimensiones del plan de sostenibilidad (Social, Medio Ambiente, Negocio ESG y Gobierno Corporativo) y hace hincapié en la primera de ellas, la S de Social, para referirse a aquello que es más importante para la empresa, las personas.

A lo largo de toda la pieza audiovisual, se hace referencia a la importancia de la colaboración para contribuir a un modelo de sociedad mejor, «cuidar de aquello que nos importa es un reto común» y lanza un mensaje importante a todos sus públicos para que sean parte de esta transformación: «Súmate a nuestro compromiso con pequeños gestos que contribuyen al objetivo común de proteger al planeta y construir un presente y un futuro para las personas». Es su manera de trasmitir a la sociedad lo que quiere decir con #LaParteQueNosToca.

Compromisos más exigentes para el trienio

El plan de sostenibilidad 22-24 eleva la exigencia de los anteriores y establece entre otros, los siguientes objetivos:

Ampliar en 2024 la neutralidad de emisiones

Ya conseguida en España y Portugal, a los principales países de MAPFRE en el mundo, para alcanzar la neutralidad global en 2030.

Continuar con las políticas laborales inclusivas

para que las personas con discapacidad supongan, al menos, el 3,5% de la plantilla.

Homologar en sostenibilidad a todos los proveedores preferentes

De hogar, autos, salud y compras, en los principales mercados de MAPFRE.

Inversiones

Conseguir que al final del 2024, al menos el 90% de la cartera de inversiones sea calificada bajo criterios ESG.

No invertir en compañías de carbón, gas y petróleo que no estén comprometidas

con un plan de transición energética que permita mantener el calentamiento global en torno a 1,5⁰C.

Incorporar objetivos ESG

En una parte de la remuneración variable de los 250 directivos más relevantes de MAPFRE.

Share This