Rate this post

TEXTO JOAQUÍN HERNÁNDEZ | IMÁGENES MAPFRE

2021 ha sido un año difícil en todos los sentidos. Un año marcado por los estragos de la covid-19, que se ha dejado todavía sentir en muchos países en cuanto a fallecidos, y un año en el que la actividad económica empieza a recuperarse, pero todavía está lejos de las cifras prepandemia. En este contexto, MAPFRE cerró el año con un beneficio de 765 millones de euros, una cifra que representa un 45,3% más que un año antes, con un crecimiento tanto de los ingresos (7,2%), hasta superar los 27.250 millones de euros, como de las primas (22.155 millones de euros, +8,2%), epígrafe este último que refleja la evolución del negocio “core” del Grupo.

Viendo estas cifras puede decirse que los resultados son positivos… y lo son, pero lo que es más importante es que este resultado muestra una gran resiliencia del Grupo, es decir, la capacidad de la empresa para adaptarse a situaciones no previstas, y la covid-19 lo fue y cambió todo, y aún en esas circunstancias, MAPFRE ha sido capaz de seguir impulsando el crecimiento del negocio.

MAPFRE ha sabido irse adaptando con una gran rapidez a la nueva realidad que nos está tocando vivir y ha cerrado un año 2021 con todas las áreas regionales y unidades de negocio contribuyendo en positivo al resultado del Grupo. Esto demuestra que la diversificación geográfica y de negocio que se venía acometiendo desde hace años está dando sus resultados. Y esta situación, pese a haber tenido que hacer frente a los siniestros relacionados con la covid-19, cuyo coste supera los 460 millones de euros, principalmente en el ramo de Vida, que concentra más de la mitad de todo ese importe.

INGRESOS

27.257,2

MILLONES DE EUROS

+7,2 %

PRIMAS
22.154,6

MILLONES DE EUROS

+8,2 %

RESULTADO NETO

765,2

MILLONES DE EUROS

+45,3% 

RATIO COMBINADO

97,5 % 

ROE

9 %

CAPITALIZACIÓN BURSÁTIL

5.560,1

MILLONES DE EUROS

+13,3 %

DIVIDENDO CON CARGO A RESULTADOS 2021

14,5

CÉNTIMOS POR ACCIÓN

Los grandes indicadores económicos del Grupo cierran el año en positivo. El ROE, es decir, la rentabilidad financiera, se incrementa en un año casi 3 puntos, hasta situarse en el 9 %, el nivel más alto en los últimos siete años. El ratio combinado, aunque se incrementa respecto al año anterior, sigue estando por debajo de 100, lo que significa rentabilidad de las operaciones, y la capitalización bursátil, aunque aún lejos de reflejar el valor real de la compañía, también se ha incrementado, valiendo MAPFRE en bolsa más de 5.560 millones de euros.

Al cierre de 2021, las primas de la unidad de seguros ascendieron a 18.176 millones (+8,9 %), mientras que las de MAPFRE RE (que engloba tanto el negocio reasegurador como los grandes riesgos) se situaron en 6.275 millones (+10,3 %) y los ingresos operativos de Asistencia ascendieron a 560 millones de euros (-21,1 %).

Lógicamente el ritmo de cada área geográfica y las peculiaridades de los negocios hace que la situación avance a velocidades diferentes. En Europa, parece que se empieza a convivir con la pandemia, el ritmo económico se recupera y el negocio de MAPFRE así lo refleja. El área regional Iberia vuelve a ser un año más el mayor contribuidor al beneficio del Grupo y España sigue creciendo más de lo que lo hace el sector, especialmente en aquellos ramos que son claves para MAPFRE, pese a ser un mercado muy maduro y MAPFRE la compañía de referencia en este país.

El negocio reasegurador, por su parte, vuelve a registrar un beneficio de 118 millones de euros, frente a los 2 millones de euros que ganó un año antes… y lo hace, pese a hacer frente a importantes siniestros como la tormenta Bernd en Europa, cuyo impacto ascendió a 93 millones de euros.

EN UN AÑO DIFÍCIL EN TODOS LOS SENTIDOS, MARCADO POR LOS ESTRAGOS DE LA COVID-19, MAPFRE CERRÓ CON UN BENEFICIO DE 765 MILLONES DE EUROS

TODAS LAS ÁREAS REGIONALES Y UNIDADES DE NEGOCIO HAN CONTRIBUIDO EN POSITIVO AL RESULTADO DEL GRUPO

MAPFRE TIENE LA ASPIRACIÓN Y LA AMBICIÓN DE CRECER DE FORMA SÓLIDA, CON EFICIENCIA Y PRODUCTIVIDAD

Latinoamérica, donde la pandemia sigue golpeando con fuerza a algunos países, es la región que encabeza el aumento de las primas, con un importante crecimiento de casi el 17 %, y allí prácticamente todos los países incrementan su volumen de primas, aunque el resultado lógicamente se resiente por los siniestros derivados de la pandemia. Brasil, por ejemplo, ha vivido una última parte del año muy buena, que le ha permitido acabar con un aumento de primas en moneda local superior al 15%; y en Latam Norte, sin incluir la póliza bienal emitida en México por 477 millones de euros, las primas crecen cerca de un 9 %, un porcentaje que en el caso de Latam Sur se eleva hasta el 11,5 %.

En Norteamérica, pese a una ligera caída de las primas —consecuencia del lento proceso de reactivación comercial, de las medidas técnicas impulsadas en años anteriores con el fin de mejorar la rentabilidad y de la depreciación de la moneda— el beneficio crece a dos dígitos (+16,3 %).

En el área regional Eurasia, la situación por países es completamente diferente, ya que las economías de todos ellos también son muy distintas. Así, mientras en Malta, el crecimiento de las primas es del 17,6 % o en Alemania del 3,2 %, en Turquía, sin embargo, se reducen un 6,5 % (consecuencia de la depreciación de la lira —26%— y de una estricta política de suscripción en el negocio de automóviles).

Mención aparte merece el negocio de la unidad de Asistencia, que vuelve a registrar beneficios, después de llevar varios años embarcada en un profundo proceso de reorganización. Con un beneficio de casi un millón de euros la entidad se prepara para iniciar una nueva etapa más integrada con las entidades de seguros del Grupo.

La rueda de prensa de presentación de resultados 2021 fue seguida por un numeroso grupo de periodistas económicos y del sector seguros.

El dividendo, en los mismos niveles que antes de la pandemia

Con estas cifras, el consejo de administración ha decidido recuperar el dividendo que el Grupo pagaba antes de la pandemia, 14,5 céntimos de euros por acción (8,5 céntimos por acción como dividendo complementario, que se suma a los 6 céntimos por acción del dividendo a cuenta pagado en el mes de noviembre). De este modo, los accionistas de MAPFRE seguirán siendo de los que obtengan mejor rentabilidad con su inversión, al ser una de las retribuciones más altas del mercado español. De hecho, en 2021, la rentabilidad sobre la cotización media de las acciones de MAPFRE fue superior al 7,6 %.

2021 ha sido también el año en que se ha puesto fin al acuerdo de bancaseguros más antiguo que tenía MAPFRE: la alianza con Bankia. Un acuerdo que se inició en 1998, cuando Bankia era Caja Madrid y al que se ha puesto fin al integrarse Bankia en CaixaBank. Este acuerdo, que implicaba la distribución de seguros no vida en exclusiva en las oficinas de Bankia y compartir una sociedad conjunta para el negocio de vida, ha generado un beneficio extraordinario para MAPFRE de 167 millones de euros. Acelerar los procesos de transformación, avanzar en la digitalización y optimizar la estructura financiera del Grupo son algunos de los aspectos claves a los que se dedicará esta indemnización.

«MAPFRE afronta 2022 con todos los motores preparados para aprovechar las oportunidades que se nos presenten porque tenemos la aspiración y la ambición de, en este 2022, crecer de forma sólida, con eficiencia y productividad», indicó Antonio Huertas, presidente de MAPFRE, durante la presentación de resultados. 2022 ya está en marcha y MAPFRE dispuesta a afrontar un ejercicio en el que esperemos que la pandemia, con todas sus consecuencias, quede atrás.

Share This