Los nuevos comportamientos y hábitos de MAPFRE tienen un propósito: crear la mejor experiencia del cliente, del empleado y de la sociedad.

TEXTO MARINA CALVO | ILUSTRACIÓN THINKSTOCK

MAPFRE se encuentra inmersa en una ambiciosa iniciativa: Reto Digital, que tiene como objetivo gestionar el cambio que precisa la organización para adaptarse a los nuevos requerimientos digitales, dotando al entorno de trabajo de una mayor flexibilidad y agilidad, así como de herramientas que permitan un trabajo colaborativo y compartir conocimiento, el desarrollo de perfiles digitales y nuevas formas de retribuir, reconocer y evaluar.

Para que este cambio sea posible debe ir acompañado de nuevos comportamientos y hábitos y, para fomentarlos, uno de los ámbitos de actuación de Reto Digital se centra en Cultura en un Mundo Digital, iniciativa que abordamos en este artículo.

Elena Sanz, directora general de Recursos Humanos de MAPFRE y sponsor de Reto Digital, explica el espíritu de la iniciativa: “Ha llegado el momento de transformarnos para hacer las cosas de manera diferente y ser aún mejores. No se trata de cambiar nuestra cultura, sino de avanzar en nuestra forma de trabajar, aprovechando las fortalezas y valores que siempre nos han caracterizado.”

¿Qué entendemos por cultura en un mundo digital? En los últimos meses, MAPFRE ha llevado a cabo una profunda reflexión interna, a través de sesiones de trabajo en las que han estado representados todos los países y CEO, y que han permitido identificar los nuevos comportamientos y hábitos de MAPFRE en los que todos los empleados debemos poner el foco para avanzar y adaptarnos a los nuevos retos y entornos. Estos comportamientos, aprobados por el Comité Ejecutivo de MAPFRE, se presentaron al conjunto de la organización el pasado mes de junio a través de la Intranet Global.

 

Durante el proceso de identificación de los nuevos comportamientos, que se han definido íntegramente a nivel interno y que están alineados con nuestra cultura y fortalezas de siempre, se realizó también un benchmark en el que visitamos y analizamos diferentes empresas líderesmultinacionales, de distintos sectores de actividad, lo cual nos permitió conocer diferentes iniciativas para definir modelos de transformación cultural. Los comportamientos y hábitos, resultado de un trabajo de reflexión interno, fueron consensuados a nivel global. Son, en definitiva, los comportamientos y hábitos que en MAPFRE consideramos necesarios para la transformación, y que están alineados con nuestros Valores”, detalla Elvira Arango, subdirectora general de Formación de MAPFRE.

Tres comportamientos, nueve hábitos (3+9)

“Colabora, Innova y Agiliza” son los tres comportamientos en los que, desde ahora, todos los empleados vamos a poner el foco y en los que tendremos la oportunidad de profundizar a través de acciones de formación, sensibilización y comunicación diseñadas para abordar esta transformación. Para avanzar con éxito en el nuevo entorno digital, todos debemos:

  • Trabajar de forma colaborativa para conseguir mejores resultados;
  • Ser innovadores para transformar lo bueno en algo mejor de forma continua, y
  • Ser ágiles para tomar decisiones de manera más rápida y eficaz.

Todo ello, con un objetivo claro que es nuestro nuevo propósito: crear la mejor experiencia del cliente, del empleado y de la sociedad.

Líderes MAPFRE: dos comportamientos, cuatro hábitos (2+4)

Adicionalmente a estos tres comportamientos y nueve hábitos, para los líderes y responsables con equipos a su cargo se han definido dos comportamientos adicionales, con cuatro hábitos aparejados:

  • “Respeta”, para potenciar la diversidad de visiones y el desempeño, y
  • “Comunica”, para alinear y dar a conocer cualquier información que resulte clave.

Los nuevos comportamientos y hábitos de MAPFRE, que todos vamos a hacer nuestros, están recogidos en esta infografía.

 

Toda transformación pasa por hacer las cosas de forma diferente y nos hace ser aún mejores, toda transformación implica la conquista de nuevos comportamientos y hábitos. MAPFRE nos necesita a todos para culminar este viaje. ¿Te subes?

LA FORMACIÓN, CLAVE EN ESTE PROCESO DE CAMBIO

Las personas son la clave para afrontar con éxito cualquier proceso de cambio dentro de una compañía, y por ello Reto Digital cuenta, de manera transversal, con una estrategia de gestión del cambio que va a acompañar a los empleados en esta transformación. Dentro de esta estrategia, además de acciones de comunicación y sensibilización, la formación cobra un papel destacado.

MAPFRE ha diseñado un plan de formación global, presencial y online que ya está desplegando, y que tiene tres objetivos:

  • El primero, aportar a los empleados nuevos conocimientos relacionados con el nuevo entorno digital;
  • El segundo, capacitar a los empleados en el uso de las herramientas que se están implementando en la organización, y,
  • Por último, el desarrollo de los nuevos comportamientos y hábitos que ya se han descrito

Esta formación se está desplegando ya a través de dos espacios de nuestra Universidad Corporativa: el aula de conocimientos digitales, de nueva creación, y la escuela de habilidades.

 

 

El plan incluye contenidos online y una formación muy potente en formato presencial. Los contenidos online, presentados a través de píldoras y micro-learnings, se despliegan a través de eCampus; algunos de ellos son de carácter obligatorio para todos los empleados y otros son opcionales, y se ofrecen a través de un catálogo abierto en “Autoaprendizaje”. La formación presencial, diseñada con metodología experiencial, tiene como objetivo que los empleados puedan vivir en primera persona, experimentar y adquirir los nuevos hábitos y comportamientos para llevarlos a la práctica y convertirlos en rutina.

Así, en el mes de septiembre, medio centenar de formadores internos de todas las regionales, unidades de negocio y áreas corporativas, se desplazaron al Campus Monte del Pilar en Madrid, así como a la sede de MAPFRE en Majadahonda y, durante tres días, tuvieron la oportunidad de interiorizar la esencia de Reto Digital y de Cultura en un Mundo Digital y de recibir esta formación para poder transmitirla posteriormente en cada uno de sus países y entidades. Este proyecto constituye una transformación de nuestra forma de trabajar, de nuestros comportamientos, y la figura del formador interno —uno de los grandes valores de la estrategia de formación e impulsor del cambio en MAPFRE— tendrá un papel clave a la hora de trasladar esta nueva filosofía.

Además de todas estas iniciativas formativas, se ha preparado un plan de mentoring inverso, a través del cual, empleados, habitualmente perfiles júnior y expertos en el uso de herramientas digitales (plataformas colaborativas y redes sociales) y en ultimas tendencias, comparten sus conocimientos y experiencia con perfiles más sénior, y les invitan a incorporar nuevos hábitos en su forma de trabajar.

LA OPINIÓN DE LOS EMPLEADOS

Una vez definidos los hábitos y comportamientos, era el momento de contar con la participación de los empleados y conocer su opinión. Para ello, se diseñó una encuesta que se lanzó a todos los empleados del mundo el pasado mes de julio, a través de la cual los más de 8.000 participantes dieron su visión sobre qué hábitos creían que tendrán un mayor impacto en que el cliente nos elija, que los empleados nos prefieran y mejoren los procesos de la organización. Un ejercicio de reflexión a través del cual muchos empleados han interiorizado ya los nuevos hábitos.

 

UNA NUEVA FORMA DE CONTAR LAS COSAS

Durante el viaje que supone esta transformación y como parte de la estrategia de gestión del cambio, MAPFRE está apoyando la comunicación de Reto Digital en unque incluye la producción de un “reality” protagonizado por empleados de distintas nacionalidades. En el último capítulo, que puedes ver en el apartado Personas de la Intranet Global, nuestros compañeros descubren y ponen en práctica los nuevos comportamientos y hábitos de Reto Digital.

 

 

Share This