Con la nueva estructura para su negocio de riesgos globales, MAPFRE quiere dotarse de mayor capacidad de gestión y de negocio en este mercado y avanzar en la búsqueda del mejor servicio a sus clientes.

TEXTOS Y FOTOS MAPFRE

MAPFRE ha aprobado una nueva estructura para su negocio de riesgos globales, con el objetivo de dotarse de mayor capacidad de gestión y de negocio de este tipo de riesgos, avanzar en la búsqueda del mejor servicio a sus clientes, y aportar mayor estabilidad y eficiencia financiera al Grupo.

En el nuevo esquema MAPFRE GLOBAL RISKS continúa siendo la Unidad de Negocio responsable de proveer soluciones aseguradoras especializadas, integrales e innovadoras a grandes empresas, compañías multinacionales y empresas de sectores globales de actividad para el Grupo.

MAPFRE GLOBAL RISKS gestionará el negocio de grandes riesgos del Grupo, responsabilizándose de los aspectos técnicos, la atención de los siniestros y la prestación de servicios, siempre en coordinación con las compañías MAPFRE locales, quienes desarrollarán la actividad comercial, emitirán los riesgos suscritos por la Unidad Global Risks y estos serán reasegurados en su totalidad por MAPFRE RE.

Por su parte, MAPFRE RE actúa como reasegurador único del Grupo en estas tipologías de riesgos, incrementando el tamaño de su negocio y aprovechando la mayor dimensión de la Unidad de Reaseguro.

Este nuevo escenario ofrece así claras ventajas. Además de potenciar la línea de negocio de grandes riesgos, dotándola de mayor capacidad de gestión, facilita una mayor cercanía entre MAPFRE GLOBAL RISKS y las compañías MAPFRE locales e impulsa el avance en la calidad de servicio, elemento esencial en este segmento de clientes.

Share This