Las nuevas tecnologías de la información, las TIC, contribuyen a que los alumnos estén motivados y sean innovadores y participativos, “autónomos” y “curiosos”, a que aprendan a trabajar en equipo, realizar las tareas
a su ritmo y entrar en contacto con estudiantes de otros países.

Así lo refleja el informe que han publicado Fundación MAPFRE y la Universidad Autónoma de Barcelona, y que se
puede descargar de forma gratuita en www.fundacionmapfre.org.

Share This