JAIME TAMAYO

Entrevista / Septiembre 2015. Nº 89

CEO del Área Regional de Norteamérica

El Área Regional de Norteamérica tiene que ser líder en ingresos y resultados para el grupo MAPFRE

Nuestra meta es lograr el crecimiento rentable en todos los territorios donde operamos

Hoy en día las organizaciones ágiles y que apuesten por el mundo digital tienen una clara ventaja competitiva frente al resto

total: 3

  • Currently 3.5/5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

TEXTO PABLO FUENTES

Nació en Madrid en 1967, está casado y tiene tres hijos. Jaime Tamayo, CEO del Área Regional de Norteamérica -Estados Unidos, Puerto Rico y Canadá-, es abogado licenciado en derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Desde su incorporación a MAPFRE en 1993 ha ocupado distintos puestos de responsabilidad, la mayoría de ellos en el área Internacional, especialmente en la región de Norteamérica. En esta entrevista en EL MUNDO DE MAPFRE, Jaime Tamayo habla de los durísimos momentos vividos este invierno en Estados Unidos y de los retos que aborda el Área Regional de Norteamérica en el momento de transformación que MAPFRE afronta a nivel global.

Su dilatada trayectoria en MAPFRE, casi desde el comienzo, se ha desarrollado en lo que hoy es el Área Regional de Norteamérica...

Efectivamente, me incorporé a la compañía en 1993 en MAPFRE CAUCIÓNY CRÉDITO, y pronto me trasladaron a la Subcentral de Luchana en Madrid y en 1994 a MAPFRE INTERNACIONAL. A finales de aquel año surgió la oportunidad de ir a Puerto Rico, donde estuve seis años asumiendo distintas responsabilidades, desde Director de Suscripción hasta Vicepresidente de Reclamaciones. En 2001 me trasladé a Miami, Florida, como responsable de nuestras operaciones en Estados Unidos. En Florida trabajé durante siete años, siendo Presidente y CEO de MAPFRE USA así como Presidente del Consejo de Administración de MAPFRE PUERTO RICO desde el 2004 al 2008.

Tras la adquisición de The Commerce Group en 2008, fui nombrado presidente de la compañía y trasladé mi residencia a Massachusetts. En la actualidad soy CEO del Área Regional de Norteamérica, que abarca Estados Unidos, Puerto Rico y Canadá.

Tras la adquisición de The Commerce Group en 2008, fui nombrado presidente de la compañía y trasladé mi residencia a Massachusetts. En la actualidad soy CEO del Área Regional de Norteamérica, que abarca Estados Unidos, Puerto Rico y Canadá.

El invierno de 2015 ha sido durísimo, ha golpeado especialmente a la zona noreste del país con nevadas y gélidas temperaturas sin precedentes. Las consecuencias han sido graves, con una pérdida récord estimada en 2.900 millones de dólares en la región para el sector asegurador. Las severas condiciones meteorológicas fueron tan intensas que tuvieron un impacto negativo del 0,2 por ciento en el Producto Interior Bruto de los Estados Unidos. El hecho de que MAPFRE tenga su mayor concentración de negocio en la zona noreste de Estados Unidos, ha afectado de forma importante nuestras operaciones en este ejercicio. Por dar una idea de lo que sucedió, Boston, una de las ciudades más importantes de los Estados Unidos, registró nevadas históricas nunca vistas hasta la fecha junto con periodos prolongados de frío intenso con temperaturas extremas.

Es importante destacar que este invierno ha afectado por igual a todo el sector en la región noreste, no solo a MAPFRE. No obstante, como somos la compañía aseguradora líder en Massachusetts tanto en Autos como en Hogar, es cierto que nos ha afectado de forma especialmente dura. En cualquier caso, nuestro negocio es así, hay que mirar hacia adelante y tomar buena nota, yo soy especialmente optimista ante el futuro de MAPFRE en Estados Unidos.

¿Cómo vivieron usted y su equipo aquellos días?

Obviamente el pasado invierno no fue fácil para nadie en Massachusetts, y nuestros 2.000 empleados en el Estado no fueron una excepción. Muchos de nuestros compañeros y colegas han sufrido el impacto de la meteorología con daños y pérdidas en sus hogares y automóviles, además del cierre de lugares de trabajo y colegios, todo ello bajo unas condiciones de circulación por carretera especialmente difíciles. Por poner un ejemplo, durante casi dos días el Gobierno de Massachusetts prohibió la circulación de cualquier vehículo por las carreteras del Estado. A nivel personal diría que ha sido una de esas experiencias que vives pocas veces en tu vida, difícil de creer cuando uno viene de Madrid.

En este sentido, para nosotros fue importante la visita del Presidente Antonio Huertas en mayo, cuando nos transmitió el apoyo y comprensión -el suyo propio y de toda la compañía- y agradeció la gran labor realizada por el equipo. Sin duda nos ayudó a continuar trabajando aún con mayor motivación.

MAPFRE está implementando una nueva estrategia global. ¿Cuáles son los desafíos del Área Regional de Norteamérica en este contexto?

Nuestra meta en Estados Unidos es lograr el crecimiento rentable de las operaciones en todos los territorios donde tenemos presencia. Los desafíos más importantes que abordamos en nuestros mercados principales son, por un lado, la falta de tamaño en negocio en muchos estados en Estados Unidos, y la delicada situación económica que se está viviendo en Puerto Rico. Ganar tamaño de forma orgánica es complicado, y muchas veces costoso, sobre todo en grandes mercados maduros como es el caso de Estados Unidos. En el caso de Puerto Rico, nuestras operaciones son muy sólidas, extremadamente bien capitalizadas y con una cartera de negocio bien diversificada. Confiamos en que el Gobierno de Puerto Rico consiga establecer las medidas apropiadas para solucionar la situación lo antes posible.

Además no me gustaría dejar de mencionar el importante peso del negocio de Asistencia en la región, con operaciones de asistencia en carretera, garantía extendida y seguro de viaje. Sin duda la expansión de nuestras operaciones de asistencia en Estados Unidos, Puerto Rico y Canadá ocupa un lugar primordial en nuestros objetivos estratégicos.

MAPFRE USA está en pleno proceso de expansión, con presencia ya en 19 estados. ¿Cuáles son los siguientes pasos?

Tenemos que consolidar nuestra presencia en los 19 estados donde operamos y llegar a ser un jugador importante en cada uno de ellos alcanzando el tamaño adecuado. Además, seguimos mirando nuevos estados. Illinois, Wisconsin y Virginia son algunos de los que estamos considerando.

Si tuviera que sintetizar, ¿cuáles son las prioridades de MAPFRE en el Área Regional de Norteamérica?

El Área Regional de Norteamérica tiene que llegar a ser la región líder en ingresos y resultados para el grupo MAPFRE, lo cual sólo se puede conseguir transformándonos en una organización verdaderamente orientada al cliente y a sus preferencias de relación con la compañía, es decir capaz de responder al consumidor en la forma y manera que este demanda. En este sentido, la transformación digital que MAPFRE está impulsando es crucial para lograr este objetivo. Hoy en día las organizaciones que sean muy ágiles, con una muy alta gestión del conocimiento y de la información y que apuestan por el mundo digital tienen una clara ventaja competitiva frente al resto.

La inauguración del estadio MAPFRE fue un hito mediático...

Sin duda alguna. Ohio es un estado muy importante en la Unión con una población superior a los 11 millones de habitantes y que debe ser fundamental en nuestro desarrollo en Estados Unidos. Además es la sede de nuestra compañía American Commerce Insurance Company. El haber podido lograr un acuerdo con el Columbus Crew nos da acceso a la MLS (Major League Soccer) en un deporte como el fútbol, que es hoy en día el de mayor crecimiento en Estados Unidos, sin olvidar el componente de seguidores hispanos que arrastra. Estamos realmente muy contentos con el acuerdo alcanzado, es y será muy bueno para MAPFRE en Estados Unidos.

¿Un mensaje para su equipo?

Seguir trabajando y mirando hacia adelante con la misma motivación y compromiso.

MAPFRE ha crecido sustancialmente en Estados Unidos en los últimos años, entrado en nuevos estados, lanzado nuevos productos, abierto nuevas oficinas y puntos de venta, desarrollado una operación incipiente en Vida, abierto nuevos canales de distribución, invertido sustancialmente en nuevas tecnologías y mucho más, pero hay que seguir. Después de la tormenta siempre llega la calma, somos corredores de larga distancia. Los tiempos difíciles que hemos pasado sólo pueden reforzar nuestra determinación para alcanzar nuestros objetivos.